sábado, 8 de octubre de 2011

Paso a paso.

A veces crees que el mundo que habitas apesta bajo tus pies. Otras, quieres permanecer en él formando parte de dicha podredumbre.
¿Cómo ahogas estos sentimientos? Despiertas, miras la hora, -oh, mierda-, llegas tarde. Te vistes rapidamente y te miras en el espejo, observando viejas lagañas de días pasados y tu particular pelo alborotado...exclamas con desgana: -Bah, para que si...-

Cojes el coche con pereza, aunque interiormente te apetece apretar el acelerador y formar un caos. ¿Qué pasaría si lo hiciera? Que tontería, no estoy loco y quiero vivir. Recorres media ciudad a paso de tortuga creyendo que cumpliendo las señales de tráfico te daran el premio al mejor conductor del año.

Llegas a la Universidad, se supone que es tu futuro, o es lo que dicen, porque tu no dices nada. Pasas el día creyendo que tus respuestas podrán elevarte a lo más alto, a una vida mejor. Pero te das cuenta que eso no depende de tí, sino de alguien con la barriga y el bolsillo hinchados como una pelota de nivea.

Cansado, sales de allí con aires de victoria y estás deseando comer. Lata de atún con un poco de guisantes y lechuga. Aunque quieras mantenerte sano, morirás.
No duermes, estudias y tu espalda lo resiente, suena como una hormigonera oxidada y reutilizada por cientos de obreros desganados.

A las tantas te apetece correr, hacer algo de deporte y sudas como un cerdo ensimismado en su propia grasa, aunque sabes que las arrugas llegarán de un momento a otro.
Tu camino termina en la puerta de tu propia casa, donde te da miedo dormir solo. Te duchas, ves la caja tonta y te duermes con ganas de que llegue el siguiente día.

¿Así ahogas tus sentimientos? No, espera, todo es una absurda mentira.

1 comentario:

  1. Me gusta esta entrada, ya que comparte algunos de mis pensamientos acerca de la vida.
    La gran mayoría de los días pasan sin acontecimientos relevantes para nuestras vidas, y la rutina es la que nos hace reflexionar sobre lo que has expuesto. Este aburrimiento junto a la injusticia del mundo en el que vivimos, hace que uno quiera dar de lado esta sociedad corrupta. La única esperanza son tus seres queridos... los que te dan ánimos para seguir en esta rutina.
    Los problemas son más graves cuando estás en soledad, y es ahí donde uno debe tener más confianza de sí mismo y auto convencerse de que algún día las cosas podrán cambiar a mejor. Son en estas situaciones donde uno demuestra su fortaleza.
    Sin embargo, una "droga" muy utilizada para vencer el obstáculo de la soledad es la caja tonta, que es un simple engaña-bobos para que se nos olviden nuestras tantas preocupaciones del día a día, y como bien comentas al final, esto no lleva a ninguna parte, todo es una MENTIRA, pero como leí hace tiempo en un magnífico libro, a veces las mentiras son útiles para mantener la moral de las mentes débiles, o quizás te suene aquella frase de Karl Marx "la religión es el opio del pueblo. La miseria religiosa es a la vez la expresión de la miseria real y la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón, así como el espíritu de una situación sin alma.", pues bien, creo que hoy en día la religión puede ser sustituida por los medios de comunicación.
    Un Saludo amigo.

    ResponderEliminar