domingo, 13 de enero de 2013

Devuélvemelo

Tal vez, algún día,
en una soleada tarde
de verano, me digas
con voz dulce,
qué hiciste con todo
lo que te quedaste de mí.

Mientras tanto, imagino
como lo manejas, como
lo tiras y juegas con ello.

Tal vez lo tengas olvidado
en el umbral de una
habitación oscura y abismal,
junto a aquellos zapatos
que te hacían daño al
caminar.

Devuélveme lo que es
mío. Alguien logrará
salvarlo de ti, deslumbrante
mota de luz, princesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario