sábado, 24 de mayo de 2014

Fuera todo es cielo

Que difícil es descubrir la sorpresa
que producen las nimiedades.

Encontrar las bases de lo bello y perfecto,
atrapado en épocas de falsas esperanzas,
miedo impuro y real.

Aún así, observas por la ventana a través
de persianas que rayan el mundo,
cuadriculan tus sentidos y
atraen todo lo que llevas dentro, hacía
lo que observan tus nítidas
pupilas cansadas.

Fuera, todo es cielo, flor y viento.
Hojas que acarician virtualmente
el plano de lo conocido, provocando al
que las observa, el resurgimiento
de la tranquilidad irracional de un
vago suspiro veraniego.

Escapemos juntos. Vuela conmigo
y recorramos el reino de los
corpúsculos luminosos a causa de
nuestras vueltas de hoja.

Y sirviendo de punto y final,
oscurece. Dos ínfimas figuras en el
horizonte adverso, juntas,
a la captura del beso eterno.
Nuestro crepúsculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario