domingo, 1 de febrero de 2015

Diosa

Hoy quiero escribir sobre ti.
No de manera banal o irresponsable,
como aquellas palabras que recorren
las esquinas del mundo.

Preciso recoger de mi alma todo
lo que te pertenece, y así
demostrarle al heroico Universo,
el placer de tenerte a mi lado.

Existen miles de infinitesimales
maneras (algunas tan antiguas que
ni Mitos recuerda) de expresar
Amor Eterno. Y aún creadas tantas,
de manera desleal y divina, tu mirada
extermina, cual intento puro, todo
símbolo de expresión.

A veces, sin que logres verme,
sigo como loco enardecido,
el recorrido de tus rizos. Ése es el
verdadero camino del singular
Vanhala.

Cierto parece que mi aliento tuyo es,
siendo la sonrisa de tus labios, el
objeto para alcanzar en mi singular
vida a tu lado.

Déjame facilitarte tu ascenso
a Diosa Egea, para que de mi deseo
mas profundo, agarres con fuerza
ésta pequeña simbolización
esdrujularizada de mi eternamente
juntos. Particular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario